1

Entrevista a Adam Sandler en Clarín

adam 300x185 Entrevista a Adam Sandler en Clarín

El actor norteamericano, famoso por sus delirantes comedias, volvió a los cines con la nueva fábula de Disney, Cuentos que no son cuento.

Con la llegada de su segunda hija, Sunny, Sandler reconoce que su intención, hoy día, pasa por hacer películas para toda la familia. En Cuentos que no son cuento interpreta a un hombre que le narra historias a sus pequeños sobrinos, con el detalle que los cuentos cobran vida.

En la entrevista, Sandler habla de la cantidad de jóvenes seguidores que tiene en su país y de cómo es resistido por algunas madres que no aprueban sus comedias más vulgares y subidas de tono. También repasa el trabajo que le significó filmar la película, ya que tuvo que actuar con un tobillo fracturado, mientras jugaba al basquet con su sobrino.

A continuación, parte de la nota publicada en el New York Times, que Clarín reprodujo días antes del estreno de Cuentos que no son cuento.

“Quería hacer una película para que las madres de esos chicos me abrazaran”, dice, mitad en broma y mitad en serio. No hay garantía de que eso suceda, pero eso no le va a quitar a Sandler la diversión de haber hecho la película, pese a tener que rodarla, la mayor parte del tiempo, con el tobillo fracturado por estar jugando al básquet con su sobrino antes de empezar la filmación. La fractura obligó al director, Adam Shankman (Hairspray), a cambiar todo el plan de rodaje, dejando las escenas con más acción para el final.

“Me encanta escuchar a los chicos reírse viendo la película -continúa el actor, con tono ligeramente irónico-. Me siento muy feliz de tener un filme que los padres quieran llevar a sus hijos. Y hasta las abuelas y los abuelos pueden llevar a sus nietos también”.

Sandler no tiene planes de cambiar de género para siempre, pero está feliz de haber hecho un filme que puedan ver sus hijas. “Cuando era chico me encantaba ver una película de Disney los domingos a la noche por la televisión con mi familia. En esa época me hice fan de Kurt Russell (que actuaba, de muy joven, en muchos de esos filmes) y quería ser cómo él cuando fuera grande”.

Estuvo cerca: Sandler ahora vive en una casa que fue propiedad de Russell. “Me quedé con sus músculos”, bromea el actor de Embriagado de amor.

Pero en la vida real, Sandler admite que no le lee a su hija Sadie antes de irse a dormir. Dice que le sienta más cómodo leerle a la mañana porque, a las noches, Sadie en lugar de dormirse se entusiasma y enloquece con las historias que él inventa.

“Es parecido a la película -explica-. Ella me dice un tema y partimos de ahí. Casi todos los temas que le interesan tienen que ver con la comida. Ella dice: ¡Waffles!. Y yo: ‘Ok, había un waffle gigante’. ¡Panqueques!. ‘Bueno el waffle se tapó con una sábana hecha de panqueques’. ¡Dulces!. “Entonces tuvo que cruzar un río hecho de dulces’. Y todas las historias, de algún modo, terminan con galletitas”.

El director Adam Shankman asegura que ni siquiera durante el rodaje surgieron momentos del humor más adolescente del actor. Dice que Sandler se comportó como un caballero delante de todos los niños del set, tanto los que actuaban como los hijos de los actores: la suya y la de Keri Russell. “Lo siento, pero ni siquiera tenemos momentos salvajes de Sandler para los extras de la edición en DVD -dice Shankman-. Hasta los bloopers son aptos para toda la familia“.

Ahora que está rodando Funny People de Judd Apatow, dice que por momentos se siente “sucio y triste”. Y agrega: “Quiero hacer más películas familiares. Me siento bien haciéndolas. Pero no creo que se conviertan en mi estilo de vida”.

Para leer la nota completa, click acá

Fuente: Clarin


Un comentario

  1.   Mariana dijo

    Yo estuve viendo por el tema de las interferencias en tn y canal 13 y yo escuche que un canal de bolivia llamado bolivision quiere extender su cobertura anadiendo mas sateliteS y no se que otra cosa y ese puede ser el problema de la interferencia

Escribe un comentario