Algunas películas de comedia romántica que no hay que perderse

cuatro bodas

El amor llega a todas partes. Cuando se trata de películas de comedia romántica, cada espectador asiste a los films de una forma determinada. El amor es subjetivo y una escena que podría ser muy sentimental para algunas personas, para otras puede ser una muestra de sensiblería barata. Hay una amplia gama de sensibilidades.

Entre los diferentes géneros cinematográficos, el amor se combina a la perfección con la mayoría de ellos. Se trata de una necesidad en los seres humanos, y no es fácil encontrar una película en la que no haya amor.

Mientras llega el buen tiempo y el verano, ahora son días de película, manta y palomitas, delante de la chimenea. O mejor aún, ir a nuestra sala de cine preferida a ver un buen estreno.

Love Actually (2003)

Una serie de historias muy diferentes tienen lugar en fechas próximas a las Navidades en Londres. En todas ellas, el amor es el protagonista. Hay diferentes tipos de personajes: un primer ministro (interpretado por Hugh Grant), una vieja estrella del rock, una asistenta portuguesa que sólo habla su idioma, etc. Son diferentes formas de ver el amor.

Una comedia romántica ubicada en el ambiente navideño, pero rodada con un gusto exquisito. Una película para volver a revisar.

El diario de Bridget Jones, 2001

Con Renee Zellweger y Hugh Grant, entre otros. Es la historia de Bridget Jones, una treintañera soltera y llena de complejos, con una pobre vida sentimental. En su vida hay dos objetivos prioritarios: conocer al amor de su vida y adelgazar. Para conseguir una buena motivación, va escribiendo un diario. Sin embargo, su vida amorosa está a punto de cambiar, y tendrá que elegir entre dos pretendientes muy distintos.

Bridget

Renee Zellweger tuvo una nominación al Oscar como mejor actriz en esta alegre y entretenida adaptación del best-seller de Helen Fielding, que obtuvo un importante éxito de taquilla.

Pretty Woman, 1990

Con Julia Roberts y Richard Gere. Un apuesto millonario, Edwarg Lewis, contrata a una prostituta para pasar una agradable noche durante un viaje de negocios. Después de pasar con ella la primera noche, Edward quiere que Vivian le acompañe a sus actos sociales durante una semana. El amor hará el resto.

Julia Roberts tuvo una nominación al Oscar a mejor actriz. Un cuento de hadas con la bellísima música de Roxette. La película no deja de ser una versión moderna del cuento de la Cenicienta, una combinación de sonrisas y suspiros de amor que fue un éxito contundente en las taquillas de todo el mundo. La pareja protagonista se encumbró con esta película (aunque después hayan hecho de esos papeles todo tipo de comentarios).

Notting Hill, 1999

De nuevo tenemos a Julia Roberts y también a Hugh Grant en otra muestra de las mejores películas de comedia romántica. En su argumento, el propietario de una pequeña librería, William, conoce un día a la actriz más famosa del momento, Anna Scott. En ese momento, la vida de ambos, sobre todo la de William, comienza a cambiar.

Otro gran éxito de taquilla con escenas muy divertidas, una buena elección de la pareja protagonista y de los personajes secundarios.

El apartamento, 1960

Con Jack Lemmon, Shirley MacLaine y Frec MacMurray, entre otros. Baxter (Lemmon) es un modesto y ambicioso empleado en una compañía se seguros. Como está soltero, vive en un pequeño apartamento que suelen pedirle prestado sus superiores, para sus citas amorosas. Aunque él tiene la esperanza de ascender profesionalmente por estos favores, cuando se enamora de una ascensorista (MacLaine), todo cambia por completo.

La película tuvo nada menos que cinco Oscars y tres globos de oro. Una obra maestra de Billy Wilder.

Cuatro bodas y un funeral, 1994

Con Hugh Grant y Andie Macdowell. Charles está preocupado por su situación personal y sentimental. La mayor parte de sus amigos ya se han casado, pero él no tiene ni siquiera una novia con quien planificar nada. Invitado a una boda, allí conoce a Carrie (Andie Macdowell), una americana de la que se enamora a primera vista. En la siguiente boda, Carrie se presenta con su prometido. Pero Charles quiere cambiar la situación…

Otra muestra de las mejores películas de comedia romántica, que tuvo dos nominaciones a los Oscar. Una producción inglesa con inteligentes golpes de humor, sus peculiares personajes, que tuvo un arrollador éxito en taquilla.

Algo pasa con Mary, 1998

Con Cameron Díaz, Ben Stiller y Matt Dillon, entre otros. Ted lleva enamorado toda su vida, desde que él recuerde, de Mary Jensen, la chica de sus sueños y de los sueños de muchos otros. Se acerca la fiesta de graduación, y conseguirá tener una cita con ella. Una cremallera del pantalón echa por tierra sus planes. Pero no todo está perdido…

Una comedia de humor, poco refinado para muchos, que arrasó en taquilla.

La fiera de mi niña, 1938

Con Katharine Hepburn y Cary Grant, dirigidos por Howard Hawks. Un experto en paleontología, despistado y tímido (Grant), trabaja en el esqueleto de un dinosaurio, y tiene planes de boda son su secretaria. Sin embargo, cuando conoce a Susan Cande (Hepbunr), todo cambia. Los dos planes que él tenía no llegarán a su final.

Una obra maestra del cine, que transforma situaciones diarias, cotidianas, en un divertidísimo cruce de sentimientos.

Chocolat, 2000

Con Juliette Binoche, Johnny Depp y Judi Dench. Dos forasteras llegan a Lasnquenet, un pueblo francés con conceptos muy tradicionales: Vianne Rocher (Juliette Binoche) y su hija Anouk (Victoire Thivisol).

Chocolat

El motivo de la llegada de ambas es la inauguración de una chocolatería repleta de dulces capaces de despertar los ocultos apetitos de los habitantes del pueblo.

La película tuvo cinco nominaciones al Oscar. Se trata de un delicioso y sugerente cuento de hadas con el chocolate como elemento inspirador.

Irma la dulce, 1963

Con Jack Lemmon y Shirley MacLaine. Lemmon es un agente de la ley que detiene, en el transcurso de una redada, a una prostituta. Enamorado de ella, será capaz de dejar su trabajo y convertirse en el matón del barrio. La chica le considera su nuevo “chulo”.

Una verdadera obra maestra de Billy Wilder, con Lemmon y MacLaine en el mejor momento de su carrera. Una comedia deliciosa.

Ocho apellidos vascos, 2014

Con Dani Rovira, Clara Lago y Karra Elejalde. Rafa no ha salido nunca de su Sevilla natal para conseguir lo que más le importa en la vida: la gomina de su pelo, el vino de su tierra, el Betis y las mujeres. Pero Amaia, una chica vasca, aparece en su vida. Rafa se va a un pueblo de Euskadi para conquistar a Amaia, y allí se hace pasar por vasco, con el nombre de Antxon, y varios apellidos vascos, Arguiñano, Igartiburu, Erentxun, Gabilondo, Urdangarín, Otegi, Zubizarreta… y Clemente.

 

Fuentes imágenes: FilmAffinity  /  El Huffington Post  /  YouTube


Categorías

Comedia

Paco María García

Redactor Freelance y Escritor. Licenciado en Derecho, Master en empresas y finanzas. Técnico especializado en Marketing. Titulado en SEO

Escribe un comentario