Atrapado por su pasado, por las buenas películas no pasan los años

atrapadoporsupasado

Si hace unas semanas os comentaba lo mal que le habían venido los años a la película Abierto hasta el amanecer de Robert Rodríguez, ahora debo decir que por las buenas películas no pasan los años como por Atrapado por su pasado, dirigida por Brian de Palma en el año 1993.

El protagonista principal de la película es Carlito Brigante, interpretado por Al Pacino, al que los personajes de mafiosos le vienen como anillo al dedo (El Padrino, El precio del poder), el cual sale de la cárcel con el objetivo de reunir 75.000 dólares y abandonar su vida criminal yéndose a las Bahamas para invertir en un negocio de alquiler de coches. Pero, antes de lograr esta cifra, su pasado le jugará muy malas jugadas. Desde el principio, Carlito se dará cuenta que no puede cambiar, y el primero en meterle en líos será su propio sobrino.

Luego, su abogado, el que le salvó de pasar 30 años a la sombra, el que él considera su único amigo, también le fallará.

Además, en medio de tanta acción también habrá tiempo para que recobre a su amor del pasado.

Atrapado por su pasado, dirigida por el maestro Brian de Palma, empieza por el final por lo que, desde un principio, sabemos cuál será el destino final del protagonista pero la tensión que logra el director, sobre todo, con la escena final de la persecución en el tren, es realmente espectacular. Y, desenlace, brillante, queda claro que en la mafia y en el crimen no existen los amigos.

Por último, destacar que el papel del abogado lo interpreta un Sean Penn que, como casi siempre, realiza un excelente trabajo.

En definitiva, si no la habéis visto todavía os recomiendo hacerla y, si la habéis visto también, porque no os defraudará.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *