Crítica a La última casa a la izquierda: mejor no tocar los clásicos

ultimacasaizquierda

El remake del clásico del terror La última casa a la izquierda dirigida por Dennis Iliadis bajo la producción de Wes Craven que dirigió la pionera allá por la década de los 70 deja mucho que desear.

A veces, ¡vamos!, casi siempre, es mejor no hacer un remake de una película clásica porque siempre se saldrá perdiendo.

Y, con este remake de La última casa a la izquierda estamos ante un claro ejemplo de lo mencionado anteriormente. Si en clásico de Wes Craven, el espectador se sentía acongojado con la locura del trío que violaba a las jóvenes, con imágenes muy fuertes e incómodas, ahora se queda todo en una escena de violación muy suave y con una postura que resulta imposible de penetración pero en fin. No voy a ser tan quisquilloso.

Las escenas de los asesinatos y muertes son bastantes diferentes porque son mostradas sin ningún tipo de pudor como las cuchilladas, golpes en la cabeza, disparos, etc, por lo que para algunos será algo gore.

En cuanto a la historia el papel del hijo del asesino creo que sobra porque no hace falta para contar esta historia. Además, está mal dibujado en el guión y no empatizamos con él.

Por otra parte, la escena final y última muerte es totalmente gratuita.


Escribe un comentario