Crítica a Revolutionary Road, excelente trabajo de Kate Winslet y Leonardo DiCaprio

revolutionaryroad

La película Revolutionary Road llegó a nuestras salas con la publicidad de que arrasaría en las nominaciones de los Oscars de Hollywood por el excelente trabajo de Kate Winslet y Leonardo DiCaprio en su primera película juntos después del mega éxito de Titanic.

Pero todo se esfumó porque sólo conseguió una nominación al Oscar al mejor actor secundario para Michael Shannon que interpreta al hijo mayor de la mujer (Kathy Bates) que les vende el piso al matrimonio formado por Kate y Leo.

La película no ha funcionado del todo bien en taquilla porque no es un plato de buen gusto ver a un matrimonio, que puedo ser el de cualquiera que esté viendo la película, que no está contento con la vida que llevan y que está muy lejos de lo soñaron al empezar su relación.

Revolutionary Road es, en definitiva, lo que nos muestra, el dolor de un matrimonio que siempre soñó con un futuro mejor que, aunque no es malo, tienen un buen trabajo y una buena casa, no era el que se imaginaron cuando tenían veinte años.


2 comentarios

  1.   Ana Carolina dijo

    La verdad me parce una mediocridad de pelicula, el guión dejo mucho que desear y no exigió el talento de los actores, perdí mi tiempo y la ida al cine con ella.

  2.   sofia martínez dijo

    Cada quien interpreta la cinta como quiere, Desde mi punto de vista creo que es una película que logra crear una fuerte empatía con el espectador gracias a su guión. Además, hay que reconocer que Sam Mendes sabe elegir muy bien sus historias, su reparto y en general su equipo. Revolutionary Road denota una profesionalidad tan exquisita como artesanal, y la trama está narrada con grata templanza, intensificándose de forma regular con la interacción de la pareja protagonista. Por otra parte la gravedad de sus conflictos y la valía de sus actuaciones no se equilibran con el real interés de sus personajes, con lo que flaquea la fuerza necesaria para que las situaciones arrebaten el ánimo y trasciendan sus estampas de disputas comunes, singularizadas en ocasiones por la aportación de un gran Michael Shannon como hijo de Kathy Bates.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *