Crítica a Slumdog Millonaire, en Actualidad Cine

slumdog

Anoche me dispuse, con muchas expectativas, a ver “Slumdog Millonaire“, el film del cual escuché (y leí) hablar maravillas, poniéndolo inclusive en comparación con un espectacular film como lo es “Ciudad de Dios“. Obtenido premios y reconocimientos en todo el mundo, ya ni se dónde se ha estrenado y dónde no, aún, pero yo puedo decir que la ví. ¿Y qué me ha parecido? Sigan leyendo.

El film comienza con unas fuertes imágenes de tortura al protagonista, Jamal. El chico es golpeado y electrocutado por dos policías al grito de “¿Cómo hiciste trampa?”. El protagonista ha llegado a una instancia en el programa de televisión más famoso en toda India, “¿Quien quiere ser millonario?”. El asunto es que todos desconfían de la veracidad de su juego, y lo acusan de fraude por provenir de las villas más oscuras del país. Ni médicos, ni filósofos, ni grandes genios habían logrado llegar hasta donde Jamal llegó. Y por eso hay fraude.

slumdog4

Una vez que el chico se recompone de las torturas, comienza a explicar, pregunta por pregunta, cómo fue que supo las respuestas, y a medida que su relato toma forma, la imágen nos traslada en flashbacks explicativos hacia el pasado del protagonista, pudiendo así comprender los motivos de su estado actual.

Jamal ha transitado una muy difícil niñez, y aún más difícil adolescencia, junto a un hermano que siempre lo rebajó y maltrató, y junto a una niña, Latika, de quien se enamoró perdidamente. Los tres niños se jactaban de estar en la peor de las pobrezas en India, y aún así podían disfrutar de su niñez. En un determinado momento, son trasladados por un hombre que les promete un brillante futuro, a una especie de colonia o institución, junto con muchos otros niños pobres. El hombre los obliga a mendigar y a prostituirse para ganar dinero. Los niños no son más que sus esclavos, y Jamal y su hermano escapan, teniendo que dejar a Latika atrás.

Jamal no deja de buscarla, y luego de excesivas complicaciones la encuentra juntada con uno de los más peligrosos Gangsters de la India, para quien también trabaja su hermano. Él entra al programa “¿Quien quiere ser millonario?” para que Latika lo vea, y acepte escaparse con él. Todo su esfuerzo, todas las torturas, todos los nervios, se justifican por amor. “Porque está escrito“.

slumdog3

Debo decir que todas las expectativas que me conformé al respecto del film fuero satisfechas en un 200%. El virtuosismo visual, tanto desde los encuadres como desde la fotografía, es maravilloso. Hay una inmensidad en el ojo que describe y que narra, y que tiene que ver también con la realidad que está mostrando. Juega con el contrapunto entre la niñez y el encanto de tal inocencia, y la peor de las condiciones de pobreza que tres chicos tienen que afrontar. Sin caer en un tono burdo, o naif, describe un amor, un oficio, un mecanismo televisivo, un mercado, una mafia, una sociedad que son más de lo que uno se imagina, porque son justamente eso que se nos está mostrando. Danny Boyle ha logrado retratar con una limpieza y un vuelo, y lejos de toda extraña pretención mercantilista, un mundo que está a miles de mundos del nuestro, pero que igual está. A veces caemos en el olvido, a veces dejamos caer en el olvido. Pero si está escrito, es porque el destino así lo quizo.

Una película que habrá de marcar historia, estoy segura.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *