Desde el BAFICI (terminado), crítica a “Love Exposure”

love_exposure3434

Quien haya visto, como yo, “El Club del Suicidio“, no puede siquiera aceptar el perderse la última de las películas de un director realmente “raro”. Sono Sion, un hombre que me impactó con aquella (ya casi) mítica escena de masivo suicidio bajo las ruedas de un tren, me ha vuelto a sorprender, y más que muy gratamente, con “Love Exposure“.

Cuatro horas de película un sábado por la tarde, con un muy necesario intervalo de diez minutos, resultaron ser el más fluído y ameno, así como intenso relato que he podido ver hasta ahora. Manejando con un exquisito virtuosismo todas las características más propias de los géneros por los que se pasea, construye una historia en donde los tiempos no sobran, en donde los personajes son perfectamente verosímiles en su recorrido emocional y racional. Una película en donde las cuatro horas no están al servicio de un capricho, sino al servicio del relato mismo. Dos adolescentes, uno pervertido que se enamora de ella, ella reticente que lo odia. El problema es que también hay conflictos religiosos, una iglesia cristiana y otra que es un engaño económico, el problema de la fe, la verdad de los pecados, el pecado original y el orgullo generado. La inocencia adolescente, el dolor, el crecimiento. El amor y el capricho, el sexo y el voyeurismo, el karate y la locura, y el travestismo y el amor entre hermanos, que ya parece ser lo único que de verdad debería de ocurrir.

El mejor modo de retratar una realidad, así como una ficción de lo más delirante. Un “bizarraso” atroz, que termina como sólo éste film podía terminar, y uno encima se emociona. Actuaciones excelentes, un nivel de profesionalismo ético y estético más que aplaudible. Una fotografía muy bien cuidada, muchos homenajes a cine clásico japonés (cine de samurais, por ejemplo), y una musicalización exquisita.

Y no sólo esto, sino un bombardeo constante de citas clásicas resueltas bajo la forma de una metáfora visual, y una crítica atroz a formas preestablecidas que, desde el punto de vista autoral, deberían de cambiar.

Realmente creo que, de entre todo lo que he podido ver del BAFICI éste año (y no es mucho, lamentablemente) ésto es de lo mejor. Más que recomendable. Aquí, el trailer.


Escribe un comentario