DragonBall Evolution, dan ganas de echarse a llorar

piccolo

Los guionistas de la adaptación al cine de la clásica serie manga “DragonBall” no se habrán estrujado mucho el cerebro porque la película DragonBall Evolution es tan mala que dan ganas de echarse a llorar.

DragonBall Evolution sólo puede ser recomendada para ninos de 1 a 6 años y para descerebrados porque es que encima que es mala es demasiado infantil.

Además, se rumorea que ha costado hacerla 100 millones de dólares y el personaje de Piccolo tiene peor vestuario que uno que se disfrace de este personaje en los Carnavales de Cádiz. Además, parece, no una película de serie B, si no de serie Z.

Vamos, que no se la recomiendo ni a mi peor enemigo. Sólo hay que ver el batacazo que se está pegando en la taquilla en todos los países donde se está entrenando.

¿Nos olvidamos de la supuesta trilogía de DragonBall?


Escribe un comentario