Encadenados

EncadenadosSiempre es bueno mirar al pasado y ver alguna película de antaño que nos trajo las técnicas necesarias del cine para que las películas actuales tengan tanto éxito. Como es el caso de algunas películas que hicieron eco en la industria del cine de la mano del genio Alfred Hitchcock.

Encadenados es una historias de espías, donde la protagonista (Ingrid Bergman) es una espía que pretende desenmascarar a algunos hombres que trabajaron con su padre, un espía nazi, en un delito de traición contra los Estados Unidos tras la Segunda Guerra Mundial. Pero ocurre algo inesperado y ella se enamora de Devlin (Cary Grant) un policía que investiga el caso.

Sebastian, se casa con Alicia (Ingrid Bergman) y es el principal sospechoso de esta historia que porque resulta ser otro espía nazi que colaboró con el padre de la chica. Cuando se entera que se ha casado con una espía que pretende entregarlo a la justicia, este se lo dice a su madre y los dos trazan un plan para envenenarla para que muera lentamente.

Al final Devlin rescata a Alicia y Sebastian (que la sigue amando) deja que se vaya para que sus socios no se entere que se había casado con una espía pero es tarde y estos se dan cuenta.

Una curiosidad de la película es que se utiliza mucho la transición de los encadenados es decir, es un efecto gradual donde la imagen del plano A desaparece al mismo tiempo que aparece la imagen del plano B, habiendo un momento en el que el plano A y el B se superponen. Y su utilidad más significativa es para crear una elipsis temporal, es decir, mostrar un periodo de tiempo no muy largo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *