La vida secreta de las abejas

la-vida-secreta-de-las-abejas-138145

Dakona Fanning, la mítica y deslumbrante niña estrella de Hollywood vuelve con éste film, y con algunos años más sobre sus hombros. Cerca de la quincena, si no me equivoco, la joven rubia deslumbra por su gran talento, junto al cual se han sumado las maravillosas actrices Queen Latifah, Jennifer Hudson, Alicia Keys  y  Sophie Okonedo, entre varios otros.

Dirigida por Gina Prince-Bythewood, y con un estreno que se espera para las próximas semanas, el film narra la historia de Lily (Dakota Fanning), quien carga con la culpa de haber matado de un disparo a su madre, de manera accidental, cuando tenía cuatro años. Quedando a cargo de un desastroso padre, quien poco afecto le brinda, ella escapa junto a su “niñera”, Rosaleen (Jennyfer Hudson), una morena que sólo sueña con que la gente de color pueda tener los mismos derechos civiles que los blancos, en busca de la historia de su madre. 

la-vida-secreta-de-las-abejas-294002

En su travesía, llegan a la casa de August Boatwright (Queen Latifah), sitio del cual Lily poseía alguna referencia en relación a su fallecida madre. Allí, Augusth trabaja en el rubro de la apicultura, siendo la más importante productora del pueblo. Vive junto a sus dos hermanas, la por demás exigente June (Alicia Keys), y la hipersensible May (Sophie Okonedo). Allí, las dos escapistas se refugian contando una falsa historia, y permanecen bajo el cuidado de las tres hermanas a cambio de dar alguna ayuda en las tareas cotidianas.

Y de éste modo es que Lily comienza a vivir a diversas madres, a falta de una, y así a descubrir la vida en su mayor esplendor. Comprende lo que es el afecto, la libertad, la diversión, la poesía de las cosas. Aunque, inevitablemente, siendo que la época en que el film se sitúa, que es plena materialización de los derechos civiles, la convivencia con gente de color en aquel momento era la mayor de las verguenzas. Por tanto, diversos inconvenientes van surgiendo en torno a ésta familia, hasta el momento en que la pequeña Lily decide realmente pronunciar las preguntas que la guiaron hasta tal sitio. Y así, conocer a su madre de verdad.

Un film realmente brillante, sencillo y humano, en donde la pequeña Dakota brilla en todo su esplendor. Una película en nada pretenciosa, que realza los valores más básicos y necesarios, como lo son el afecto, el respeto. Y también la comprensión del tiempo en el trajín de culpas e incertidumbres que la vida nos plantea.


Escribe un comentario