Películas de amor adolescente

amor adolescente

La adolescencia. Ese periodo de la vida en el que las hormonas se alborotan y el mundo cambia. Momento en el que se descubre el amor adolescente y otras cosas. Todos pasamos por esta etapa.

Como reflejo de la humanidad, el cine no escapa de contar historias de dos jóvenes enamorados, luchando por su amor adolescente hasta el final.

Generalmente se trata de películas que no requieren presupuestos demasiado elevados (con algunas excepciones) y venden muy bien.

Algunas películas muy conocidas, de amor adolescente

La última canción de Julie Anne Robinson (2010)

Basada en el libro homónimo escrito por Nicholas Sparks, uno de los autores estadounidenses más exitosos y más prolíferos de los últimos años.

Fue protagonizada por Miley Cyrus y Liam Hemsworth, quienes desde entonces viven un irregular romance en la vida real.

Crepúsculo de Catherine Hardwicke (2008)

Los vampiros y los adolescentes dan para todo, incluso para este crosover “vampiresco-romanticón” que nada tiene en común con la tragedia de Drácula, más allá de los colmillos.

Edward Cullen (Robert Pattinson) es un vampiro rumbo a cumplir 100 años atrapado en un cuerpo de un joven de 17, que se cruza en el camino de Bella Swan (Kristen Stewart), una desaliñada y desdichada adolescente.

En los siguientes dos filmes de la saga: Luna Nueva de Chris Weitz (2009) y Eclipse de David Slade (2010), el romance mutaría a un bizarro triángulo amoroso que incluiría a un hombre lobo (Taylor Lautner). El final de este conflicto a tres bandas es mejor ni comentarlo. La saga Crepúsculo en líneas generales, es de los raros casos en lo que las películas resultan mejor que los libros…

Grease de Randal Kleiser (1978)

Uno de los musicales más recordados de los años 70, protagonizado por un juvenil John Travolta y Olivia Newton-John. Como los polos opuestos se atraen, y más en la adolescencia, Danny Zuko, un rebelde sin causa y Sandy Olsson, la chica más dulce y pura de la ciudad, se enamoran irremediablemente cuando estudian en el mismo instituto.

Rebelde sin causa de Nicholas Ray (1955)

Rebelde

Si bien el John Travolta de Grease es un chico malo, canalla, no hay ninguno como James Dean. Un joven de difícil comportamiento encuentra el amor inesperadamente al mudarse a Los Ángeles. Pero su actitud indómita lo conducirá inevitablemente hacia el único destino posible. Para muchos, una de las mejores películas de la historia del cine, marcada por la trágica muerte de su protagonista un mes antes de estrenarse en los cines.

Crueles Intenciones de Roger Kumble (1999)

Una apuesta de carácter sexual entre dos hermanastros que estudian en una exclusiva escuela en Nueva York, y que se sale de control hasta niveles insospechados. Protagonizan Sarah Miller Gellar, Ryan Phillippe, Reese Witherspoon y Selma Blair.

Romeo+Julieta de Baz Luhrmann (1996)

Leonardo DiCaprio y Clarine Danes prestan sus rostros a los amantes más trágicos de la historia. El director australiano Baz Luhrmann situó el drama en una Verona moderna y cosmopolita (bastante caótica también) y sustituyó los sables y las espadas por revólveres platinados, pero manteniendo prácticamente intactos la mayoría de los parlamentos originales de Shakespeare.

American Pie: tu primera vez de los Hermanos Weitz (1999)

Mucha comedia y poco romance. Narra la historia de un grupo de amigos vírgenes a punto de culminar la secundaria. Al final, casi todos conseguirán el amor (y el sexo también).

Bajo la misma estrella de Josh Boone (2014)

Basada en el Best Seller internacional escrito por John Green, es un romance desde el principio marcado por la fatalidad. Shailene Woodley y Ansel Elgort interpretan a dos adolescentes con cáncer, aunque el de ella se encuentra en fase terminal.

Everything, everything de Stella Meghie (2017)

Otra enfermedad condimenta un romance de pronóstico reservado. Madeline Whittier (Amandla Stenberg) vive confinada en su casa, víctima de Inmunodeficiencia Combinada Grave, o lo que es lo mismo: es alérgica a todo, por lo que no puede salir al mundo exterior. Su vida marcha bien, hasta que Olly (Nick Robinson) se convierte en su nuevo vecino.

Los juegos del hambre de Gary Ross (2012)

juegos del hambre

Un futuro apocalíptico, en donde niños y adolescentes deben luchar a muerte entre ellos en una versión moderna del circo romano, con el propósito de infundir terror entre los oprimidos y entretener a las clases privilegiadas.

En medio de esta batalla fratricida,  Katniss Everdeen (Jeniffer Lawrence) y Peeta Melark (Josh Hutcherson) escenifican para el público un romance que los mantiene con vida. En los siguientes capítulos de la saga, el romance dejará de ser fingido, aunque hay un tercer involucrado (Liam Hemsworth).

The Amazing Spider-Man 2: El Poder de Electro de Marc Webb (2014)

Peter Parker, a pesar de ser un tímido adolescente, ha salido con las chicas más guapas de su instituto. Claro, él es Spider Man. Aunque el romance siempre está presente en el universo creado por el director Spike Lee, ninguna de las otras películas del héroe arácnido explota sus implicaciones como esta segunda entrega.

Scott Pilgrim contra el mundo de Edgar Wright (2010)

Un intrépido y debilucho Michael Cera, debe demostrar ser el merecedor del corazón de la chica de sus sueños. Para ello, deberá enfrentar a los ex novios de su pretendida, entre los que figura Chris Evans. Una de las cintas más originales de la última década, tanto como para ser considerada como Película de Culto.

Princesa por sorpresa 2 de Gary Marshall (2004)

Si un realizador estadounidense sabía de películas románticas, era Gary Marshall, quien dirigió, entre otras, Mujer Bonita (1990), Novia en fuga (1999) e Historias de San Valentín (2010). La segunda parte de la princesa accidental Amelia Thermopholis “Mía” y su abuela, la Reina Clarisse Renaldi, incluye un romance prohibido entre la joven heredera al trono de Genovia y su rival Nicholas Deveraux (Chris Pine).

Al final, el romance queda en segundo plano y el filme termina como un manifiesto sobre el derecho que tienen las mujeres sobre su vida.

Ciudades de papel de Jack Schreier (2015)

Otra cinta basada en una novela de John Green. Quentin Jacobsen (Nat Wolf), es un chico tímido que pasó toda su infancia enamorado de su vecina Margo Roth (Cara Devingne). Sin hablarse desde niños, hasta que una noche ella entra disfrazada de ninja al cuarto de “Q”, para que le ayude en un plan de venganza contra su ex novio.

 

Fuentes imágenes:  Frases de la película  / Youtube  / Aladar


Categorías

Varios

Paco María García

Redactor Freelance y Escritor. Licenciado en Derecho, Master en empresas y finanzas. Técnico especializado en Marketing. Titulado en SEO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *