El melodrama en Ripstein

Es posible que muchos lo conozcan, como también es posible que no. Yo descubrí a éste increíble director hace algunos años, y quedé pasmada luego de ver un abandono, una disculpa, un suicidio… Considero, por mucho, a éste como uno de los mejores directores mexicanos, al menos dentro de los que a mí me han llegado.

Hoy quiero comentar un film que anoche volví a ver, “Profundo Carmesí”. Es una película de 1996, que sitúa la emoción en el amor correspondido/ no correspondido. Una mujer, con dos hijos y poca plata, se relaciona por medio de cartas escritas con un hombre, del cual se enamora. Ella es un tanto obesa, y a la vez algo agresiva con sus hijos. Denota una soledad de años. Al encontrarse con el hombre, que figura más como un oportunista que como un romántico enamorado, ella no puede menos que encandilarse con su presencia, y él horrorizarse por la gordura y por los niños.

Ella le plantea una entrega total, que él rechaza excusándose en los hijos, sólo para evitar decirle que no le interesa en lo más mínimo ningún tipo de relación. Y ella, convencida de que por culpa de los niños no puede obtener amor, los abandona en la escena más desgarradora que vi en mi vida. Sus hijos le ruegan que no se vaya, que no los deje, y ella entre lágrimas les promete que van a estar mejor sin ella. La más desoladora despedida, que termina reuniendo a los dos protagonistas luego, haciendo inevitable el romance entre ambos. Él no puede negarse, y la acepta como compañera de viaje, al enterarse ella de que él no era más que un timador, que engañaba a las mujeres para robarle el dinero. Por amor, ella se ofrece a acompañarlo y ayudarlo.  Y así emprenden el viaje.

Durante distintos domicilios, y distintas mujeres, la pareja de timadores aprende a conocerse. Se empieza a generar una relación de dependencia entre ambos, ya que él es un maníaco depresivo, inseguro de su aspecto, y cada vez que otra mujer lo pone en evidencia, él se nubla, convirtiéndose en un niño que precisa de la salvación de su madre. Papel que juega ella, hiriendo y hasta asesinando a quien resulta necesario. Y a la vez, él es su salvador en episodios que interfieren con la entereza de la mujer, como por ejemplo, la escena en que la muerte de un niño, por asesinato, la deja vulnerable y sujeta al cadáver, sintiéndolo como hijo propio.

Y el final, que por supuesto no habré de contar, es un final que le hace justicia a toda la película, así como se corresponde con la dirección de Ripstein, y el guión de su mujer, Paz Alicia Garcíadiego. Recomendable film, tanto así como la filmografía entera de ésta pareja que no deja de doler, aunque extasiar. 

“Profundo Carmesí”
Dirección: Arturo Ripstein
Guión: Paz Alicia Garcíadiego
Año: 1996
País: México
Duración: 112 minutos


Un comentario

  1.   Nidhi dijo

    maio 28th, 2010 at 21:06depois de cohcener dois filmes de carlos reygadas, japón e batalla en la cielo, cheguei a conclusão de que o cinema mexicano está na frente na américa latina, pois o brasil que fez um cinema denso e forte dramaticamente na década de 50/60, hoje faz um cinema na sua maioria superficial, urbano sem entender o urbano, e a argentina também cái num certo esteticismo, além de reygadas, também gosto do cinema de iñarritu, e vou procurar cohcener mais filmes produzidos pelos mexicanos, dos anos 90 para cá…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *